Cala Bassa

112

Sus calmadas y cristalinas aguas la convierten en una de las playas más apreciadas por los bañistas. Rodeada por un frondoso bosque de pinos, sabinas y tamarindos, esta playa familiar y de fácil acceso es ideal para la práctica del buceo de superficie. Cuenta con numerosos servicios que le harán su estancia más cómoda así como diversos rincones de agradables y protectoras sombras donde resguardarse del calor durante las horas en las que más asfixia el sofocante sol de luce en la isla durante los meses de verano.

Dimensiones: 250 metros de largo por 40 de ancho.

Fondo marino: arena con pequeñas zonas de algas y rocas.

Compartir
Artículo anteriorCala Conta
Artículo siguientePlaya Port des Torrent