Cala d´ Hort

364

Cala de arena blanca y aguas turquesa. Ideal para ir en familia. Cuenta con numerosos servicios y ofrece unas impresionantes vistas de los islotes de es Vedrà y es Vedranell, de los que se cuentan leyendas de toda índole. Es uno de los lugares mágicos de la isla, para ir sin prisas. Hay un pequeño hostal (hay que reservar con mucha antelación) encima del restaurante Carmen desde cuyas habitaciones se puede apreciar todo el esplendor de esta zona, protegida de los vientos por escarpados acantilados de poca altura.

Dimensiones: 200 metros de longitud por entre 15 y 30 metros de ancho.

Fondo marino: arena y zonas de roca.

Compartir
Artículo anteriorPlaya Ses Boques
Artículo siguienteCala Carbo