Cala Moli

160

En este pequeño rincón de fina arena blanca bañado por aguas cristalinas desemboca un torrente que recibe el mismo nombre de la cala en la que su caudal, solo en tiempos de lluvias abundantes, desemboca en el mar. Rodeada de pinos y recogida entre acantilados de pequeñas dimensiones, Cala Molí se convierte durante los meses de verano en un lugar idílico y coqueto donde pasar una agradable jornada de playa. Desde las puntas de ambos flancos de la cala puede observarse perfectamente la isla de s’Espartar.

Dimensiones: 75 metros de longitud por 35 de ancho.
Fondo marino: arena, rocas y cantos rodados.

Compartir
Artículo anteriorCala Vedella
Artículo siguienteCala Tarida