Frutos del mar

326

En la mayoría de los platos que componen la gastronomía de Formentera están presentes el marisco y el pescado, algo lógico teniendo en cuenta que los recursos marinos han sido apro-vechados al máximo desde siempre por los habitantes de la isla. Una de las especies, hoy muy escasa, es el raor, conocido también como galán. Su pesca es estacional y actualmente existe un periodo de veda y una limitación de capturas para evitar su extinción.

Este pescado, de pequeño tamaño y color rojizo, es de carne blanca y delicada, con un exquisito sabor. La mejor manera de consumirlo es rebozado en harina y frito. No es habitual encontrarlo en los restaurantes de la isla, precisamente por su escasez y por el elevado precio.

Con menos fama, pero igual de delicioso encontramos el gerret o caramel, que suele prepararse asado a la brasa, con sal y limón. También se prepara en escabeche o simplemente frito con ajos.

Este mismo pescado se utiliza para elaborar caldo de pescado que sirve después de base para los arroces, otro de los platos tradicionales de For-mentera.

Por otra parte, una de las especies que más se utiliza en la gastronomía de Formentera es la raya o rajada. Es un pez sin escamas, de la que principalmente se aprovechan las aletas, que poseen una carne suave y fácil de separar del cartílago. Hay muchos tipos de rayas, pero la que más se utiliza es la denominada raya de clavos, por ser la más valorada a nivel gastronómico. Se puede consumir frita, previamente adobada con limón, vinagre y sal o bien guisada. Es precisamente así, como se prepara la conocida “borrida de rajada”.

Además de la rajada también se puede consumir en los restaurantes de Formentera un buen mero o un fresquísimo “gall” o pez de san Pedro, coci-nado de diferentes formas, ya sea en parrillada, guisado o simplemente hecho a la plancha.

Y hemos dejado para el final toda una serie de especies denominadas genéricamente “pescado de roca”. Entre ellos están el cabracho, la vaca, el perlón o la rata, todos ellos de fuerte pero magnífico sabor. Pueden consumirse asados o bien guisados. También se utilizan para la elaboración de caldo de pescado.