Guía Gastronómica de Formentera

231

De la isla de Formentera se conocen internacionalmente sus playas y su paisaje, su entorno y la tranquilidad con la que recibe a sus visitantes, un tesoro natural que atrae a todo aquel que la visita. Sin embargo, Formentera posee también una riqueza gastronómica digna de destacar, basada  en la tradición y en los elementos esencialmente mediterráneos con la que se elaboran los diferentes platos que ofrece a todo aquel que quiera conocerlos y degustarlos. Esta basada en la tradición porque todos los platos autóctonos se siguen cocinando de la misma manera que se hacía antiguamente, es decir, utilizando ingredientes naturales, el aceite de oliva, el trigo, el pescado, la carne, las verduras, los higos, la uva, y en definitiva todo aquello que la tierra ha ofrecido siempre a los habitantes de la isla.

No es una gastronomía extensa, pero si rica e imaginativa, que ha sabido convertir en manjar exquisito cualquiera de los productos, por humilde que sea,  que la tierra ha dado a sus habitantes.

La tierra de Formentera no ha sido ni es rica, pero como dejo dicho el escrito Josep Plá en su libro “Les Illes”, “a Formentera hi ha de tot, pollastres, gallinas, peix,… ,”. La poca productividad de la tierra  no ha impedido que sus habitantes hayan sabido sacar el máximo provecho de todos los cultivos, esencialmente la cebada y el trigo. También han conseguido que los frutos de los árboles, especialmente las higueras y almendros, se convirtieran en un elemento imprescindible para muchos de los platos elaborados. Y evidentemente el pescado ocupa un lugar predominante en la dieta y por tanto es la base de la mayoría de la gastronomía que ofrece la isla junto con el cordero y el cerdo.

Es por tanto una gastronomía que ofrece lo mejor de la dieta mediterránea y que se remonta a épocas ancestrales, una gastronomía que ahora se ofrece con toda su diversidad y riqueza a todos aquellos que además de sol, playa y naturaleza quieran disfrutar de una comida elaborada con los mejores productos naturales que ofrece esta isla tan acogedora.

Este es pues el objetivo fundamental de esta guía, dar a conocer y mostrar posiblemente la faceta menos conocida de Formentera, una gastronomía ancestral que conserva la esencia de las diferentes culturas que a lo largo de los siglos han dejado su huella en la isla y que sus habitantes cuidan con el mismo celo con el que han sabido conservar esta excepcional tierra insular, hoy convertida en joya del Mediterráneo.