Playa Sa Caleta

126

Pegada a los restos del Poblado Fenicio de sa Caleta, del siglo VII a. C y declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, esta pequeña cala se encuentra rodeada de casetas varadero o de pescadores. Es un lugar idóneo para aquellos que buscan lugares recónditos y poco concurridos donde perderse y pasar unas horas de asueto durante los meses de verano. Se trata de una cala cerrada y protegida de los vientos y del oleaje donde muchas familias ibicencas acuden los fines de semana para tomar el sol, refrescarse en sus transparentes aguas y disfrutar de un ‘picnic’ entre amigos.

Dimensiones: 180 metros de longitud.
Fondo marino: rocoso.